Identifique la verdadera rentabilidad de su negocio

La experiencia de trabajar en diferentes países e industrias, ha permitido desarrollar una metodología para identificar la manera adecuada de distribuir la estructura de costos y gastos de recursos hacia las principales variables de negocio, como lo son: canales, clientes y productos.  El objetivo principal es obtener una mejor claridad y transparencia de la forma en que los recursos son consumidos por dichas variables de negocio llegando a obtener con mejor precisión la identificación de los costos de adquisición de nuevos clientes, el costo de servir en distintos canales a clientes y el costo de retener y/o mantener a los mejores clientes.

El beneficio se encuentra en la identificación, minimización y/o eliminación de los subsidios cruzados provocados principalmente por la forma clásica del prorrateo, lo cual en empresas donde los recursos no son consumidos de forma homogénea por los canales, productos y/o clientes provoca una distorsión importante en los resultados lo cual puede llevar a tomar decisiones equivocadas.  En nuestra experiencia la variación puede oscilar entre un 5% hasta más del 80% en la asignación de los costos.

Otro valor importante es la identificación de la capacidad utilizada y la no utilizada llamada también capacidad disponible para crecimiento, en términos de las actividades que realizan los grupos de personas dentro de la empresa o bien orientadas como el costo total de propiedad de los activos relevantes, lo cual permite administrar la capacidad de servicio o procesamiento de los canales y analizar el impacto del comportamiento de los clientes en la utilidad del negocio.

Al final los tomadores de decisiones cuentan con información actual o histórica, pero más relevante aún, obtienen los resultados proyectados alrededor de los próximos 12 a 18 meses para evaluar las tendencias, ciclos de negocio, estacionalidad o cualquier otro criterio que impactan los resultados y así tomar decisiones mucho más sólidas y respaldar con hechos reales del negocio.

 

Beneficios

  • Determinar con mejor precisión el costo unitario y el margen de contribución por producto, canal y/o cliente.
  • Medir el impacto a la rentabilidad del compartamiento de los clientes.
  • Identificar, eliminar y/o reducir tiempos y esfuerzo de actividades que no agregan valor al producto, servicio y/o canal.
  • Racionalizar actividades costosas (idear mejores formas de realizar actividades, típicamente de cumplimiento, corporativas o legales que al no poder eliminarse deben mejorarse sistemáticamente o por innovación).
  • Obtener un reflejo más exacto del costo real y los beneficios de éstos mediante la gestión de servicios compartidos asignados a unidades de negocio, productos, clientes, canales y servicios.
  • Proveer retroalimentación para medir los programas de mejora continua.
  • Calcular los costos a nivel de transacciones individuales.