Con el propósito de prepararnos para comprender adecuadamente la metodología de Costeo Basado en Capacidad, en el artículo anterior se explicaron los conceptos de Grupos de Recursos, Capacidad Teórica y Capacidad Práctica.

También se planteó que el fundamento de esta metodología es el desarrollo de Costos Unitarios Basados en Capacidad, y que para generar estos costos unitarios se deben identificar estos elementos:

  • EL costo de los recursos necesarios para procesar un determinado volumen de transacciones.
  • La cantidad de tiempo requerido para procesar el volumen de transacciones.

Conociendo los costos de los recursos y la capacidad práctica de los grupos de recursos involucrados, se deberán calcular Tarifas por Hora de los grupos de recursos.  También deberán calcularse los Tiempos Unitarios para las distintas transacciones o ítems que se procesan en la organización.

En este segundo artículo del tema de Costeo Basado en Capacidad se explican los conceptos de Tarifas por Hora de los Grupos de Recursos, Tiempos Unitarios, y se discute la clasificación de gastos en Gastos Fijos, Semi-variables y Variables.

Tarifas por hora de los Grupos de Recursos

Las tarifas por hora de los Grupos de Recursos son calculadas dividiendo los balances de las cuentas de Gastos Fijos, Semi-variables y Variables del Libro Mayor correspondientes al periodo analizado, entre las horas de Capacidad Práctica disponibles para trabajar.

Si el área que se analiza tiene múltiples Grupos de Recursos, los gastos fijos y semi-variables deben ser distribuidos hacia esos grupos de recursos para luego calcular sus respectivas tarifas por hora.

Determinación del Tiempo Unitario

La cantidad de tiempo requerida para procesar una transacción o un cierto volumen de transacciones o ítems se expresa como el tiempo unitario o tasa de rendimiento.  Los tiempos unitarios sostenibles se generan por medio de observaciones directas, mediciones de muestras, encuestas, o utilizando estándares de tasas de rendimiento que han sido desarrollados por expertos para las distintas industrias.

Los tiempos unitarios establecidos pueden probarse realizando cálculos de uso de capacidad.  Si multiplicamos los volúmenes de transacciones del periodo que se analiza por los tiempos unitarios y luego dividimos esa respuesta entre la capacidad práctica para el mismo periodo, obtendremos la capacidad utilizada o el nivel de uso de la capacidad.

El uso de tasas de rendimiento estándar es otra opción para generar los tiempos unitarios. Sin embargo, los estándares por industria son genéricos y no reflejan el ambiente de procesamiento propio de cada institución.

Clasificación de Gastos Fijos, Semi-variables y Variables

La clasificación de gastos y recursos como fijos, semi-variables y variables es importante para que la organización pueda generar adecuadamente la capacidad disponible o capacidad no utilizada de sus recursos.

Los Gastos Fijos usualmente tienen el mayor rango de tolerancia al volumen, lo que significa que debe ocurrir un aumento o disminución muy significativa del volumen de transacciones o ítems procesados para que exista un impacto en los gastos fijos.

Algunos ejemplos de gastos o recursos fijos incluyen los dispositivos o equipos de gran escala como las máquinas lectoras y clasificadoras de cheques en un banco o los CPUs en los que corren los sistemas de TI de una empresa.  Mientras que los gastos fijos se mantienen iguales cuando los volúmenes aumentan dentro de cierto rango de tolerancia, los costos fijos unitarios bajan dentro del mismo rango de tolerancia.  Si los volúmenes disminuyen dentro del rango de tolerancia los gastos fijos se mantienen, pero los costos unitarios fijos aumentan.

Los Gastos Semi-variables no varían directamente con el aumento o disminución del volumen. Estos gastos sí cambian, pero en menor escala que los gastos variables y dentro de un rango de tolerancia menor que el establecido para los gastos fijos.  Un buen ejemplo de gastos semi-variables podrían ser los salarios y beneficios del personal, ya que pueden darse ciertas variaciones en función del volumen de transacciones, con un rango de tolerancia al volumen menor que el que existe para los gastos fijos.

Los Gastos Variables tienen una relación directa con el aumento o disminución del volumen y por lo tanto en ese caso no existen los rangos de tolerancia al volumen.  Cuando se expresa como un costo unitario, el componente variable del costo permanece constante sin importar el volumen. Ejemplos de costos variables incluyen los cargos postales, servicios de ACH que proporciona la Banca Central, tarifas de procesamiento de cheques y diversos cargos de outsourcing basados en el uso.

En nuestro siguiente artículo de esta serie plantearemos las ventajas del Costeo Basado en Capacidad comparándolo con el Costeo de Absorción Completa, tomando como referencia su implementación en una institución bancaria.

El equipo de Consultores de BiCon, expertos en la implementación de metodologías de costeo y rentabilidad en empresas de diversas industrias, puede trabajar con su organización para capacitar a su personal en estas metodologías y puede proponerle a su empresa la implementación del modelo de costeo y rentabilidad que mejor se adapte a sus necesidades, haciendo uso de las mejores prácticas y metodologías disponibles.

Con información de Capacity-based Costing in Banking (Spaller, Robert; McDonald, Robert; National Association for Bank Cost & Management Accounting,  2007).